Serigrafía paso a paso. Tutorial de serigrafía casera

tutorial de serigrafia paso a paso

Serigrafía paso a paso

En este tutorial de serigrafía casera, aprenderás cómo imprimir una serigrafía paso a paso. Partiré de conceptos básicos y te contaré algunos trucos para tu viaje iniciático en esta técnica maravillosa.

A medida que avances, irás descubriendo tus propios trucos.

Espero saques jugo a este tutorial que tanto he disfrutado escribiendo.

Y que tú disfrutes aún más, haciendo tus propias impresiones.

Descarga aquí la versión en PDF.

Y no olvides suscribirte al Newsletter

Gracias 🙂


¿Qué es la Serigrafía?

La serigrafía es una técnica de impresión milenaria que consiste en transferir una tinta a través de una malla tensada en un marco. El paso de la tinta se bloquea en las áreas donde no hay imagen, mediante una emulsión o barniz, quedando libre la zona donde pasará la tinta. Es un sistema de impresión repetitivo ya que se pueden realizar tantas copias como se deseen de una misma imagen.

¿Qué se puede imprimir en serigrafía?

Se puede imprimir de TODO. Papel, cartón, tela, plástico, madera, metal, cristal, goma, etc.

El tipo de tintas que emplearás depende del material vayas a imprimir.

La serigrafía está presente en nuestra vida cotidiana más de lo que pensamos. Estamos rodeados de cosas impresas mediante serigrafía.

Algunos ejemplos:

  • Prendas de vestir: camisetas, gorras, pantalones, etc.
  • Etiquetas en prendas de vestir.
  • Rotulación de electrodomésticos.
  • Marcas y dibujos en todo tipo de objetos: estuches, bolígrafos, juguetes.
  • Bolsos, bolsas de papel, tote bags.
  • Todo tipo de adhesivos y pegatinas.
  • Baldosas, platos, vasos y cerámicas.
  • etc, etc, etc.

¿Qué materiales se usan para serigrafía?

Pantallas, racleta, emulsión, tintas, espátula, emulsionador o raedera, cepillo de nylon, recuperador de pantallas, fotolitos y otros.

materiales de serigrafía paso a paso

La pantalla o shablón

pantalla serigrafía paso a paso
Pantalla FRENTE. Lado marco
pantalla serigrafía paso a paso
Pantalla ATRÁS. Lado liso

Imagina que tienes un marco de madera al que, en lugar de colocarle un lienzo para pintar, le pegas una malla de tela tensada

Antíguamente se utilizaba tela de seda, pero ha quedado en desuso ya que con el tiempo y la tensión prolongada que aguantaba por estar sujeta al marco, ésta se deformaba y perdía la rigidez necesaria para poder imprimir.

El nombre Serigrafía proviene del latín Sericum que significa Seda, y Graphe que significa escribir.

Hoy en día se utiliza nylon, poliéster o materiales menos deformables.

Éstas telas se fabrican comúnmente de 43, 62, 90 o 120 hilos por cm.

Elige la malla que mejor se adapte a tus diseños, las pinturas que uses o la resolución de los detalles

Los marcos pueden ser de madera, aluminio o hierro

Al conjunto Marco/Malla se le llama Pantalla. 😉

La racleta o manigueta

La racleta o manigueta es una herramienta parecida a un limpiacristales.

Consta de una goma recta de aproximadamente 1cm de espesor, más o menos dura, que va unida a un soporte de madera o metálico, también recto, y que permite arrastrar esta herramienta cómodamente sobre la tela de la pantalla, con una o ambas manos.

Desliza para ver los nombres

Las emulsiones serigráficas

Una emulsión serigráfica es un producto químico que se aplica a una pantalla, mediante un accesorio llamado raedera.

Se puede aplicar de forma manual o utilizando maquinas de emulsionado.

Las emulsiones son fotosensibles, es decir, reaccionan en contacto con la luz. Generalmente se venden envasadas en dos botes separados: un bote grande con la emulsión y otro pequeño con diazo sensibilizador.

Te recomiendo la Emulsión fotopolímera de serigrafía Aquasol Murakami ya que no necesita agregarle diazo.

Debe utilizarse antes de los 18 meses desde el momento de su fabricación.

Las tintas de serigrafía

¿Cuáles son los tipos de tintas para serigrafía? ¿Se necesitan tintas especiales?

Depende del medio donde vayamos a imprimir (papel, plástico, metal, etc.), pero básicamente las podemos resumir en:

  • Tintas base agua. Las tintas al agua son adecuadas para imprimir sobre telas naturales o sintéticas y papel. Esta tinta no daña al medio ambiente.
  • Plastisol. Apta para impresiones en textil, donde quedan elásticas y brillantes. No conviene utilizarla si imprimes sobre materiales que no resisten las altas temperaturas. Es necesario planchar este tipo de tinta para que se adhiera al material.
  • Tintas solventes. En estas tintas, la adhesión al material se consigue mediante la evaporación del disolvente. Se utiliza para la estampación en papel, plástico, cristal, metal y textil. Seca rápido en la pantalla y lento en el material final.
Desliza para ver los nombres

La raedera, reguera o emulsionador

La raedera, reguera, emulsionador o aplicador de emulsión (dependiendo del país donde te encuentres) es un accesorio imprescindible que te permite aplicar de manera cómoda y uniforme la emulsión sobre las pantallas de serigrafía.

Suele estar hecho con un perfil cóncavo de aluminio y está cerrado en los extremos por dos piezas de plástico que se pueden desmontar para su limpieza.

Otras herramientas y materiales para serigrafía

  • Espátula. Sumamente útil para manipular las tintas: quitar sobrantes de pintura, corregir emulsionado, recoger las tintas para guardarlas, etc.
  • Cepillo de nylon. Para el lavado a fondo de las pantallas sin emulsión.
  • Cintas de papel y embalar. La de papel para fijar fotolitos, topes de registro o lo que sea. La de embalar para tapar huecos de emulsión en la pantalla.
  • Palitos y vasos de plástico. Para remover las pinturas, diluirlas en agua y preparar las mezclas de tintas.

¿Cómo se hace una serigrafía?

En los siguientes pasos, te indico el proceso para imprimir serigrafía mediante el uso de emulsiones fotosensibles. Existe otra técnica que consiste en dibujar directamente sobre la pantalla de impresión pero no es el motivo de este post. Dedicaré un artículo entero a explicar el uso de esa técnica.

Dibujo para serigrafía

Todo empieza con la idea y con el dibujo. Pero no tiene que ser cualquier dibujo: tiene que ser un dibujo para serigrafía. Dependerá de la cantidad de hilos por cm que tengas en la malla de la pantalla de impresión. Si tienes una trama muy abierta (43 o 62 hilos por cm), del tipo serigrafía textil, procura hacer dibujos de trazos gruesos y no mucho detalle de tramados o lineas. La pantalla no tendrá la suficiente “resolución” para resolverlos e imprimirlos. Perderás detalles. Si por el contrario, dispones de una trama fina (90, 120 hilos), podrás incluir más detalles en tu dibujo. Solo tú, conoces tus pantallas.

Ten en cuenta el tamaño de la pantalla de impresión para decidir el tamaño de tu dibujo. En cuanto a los colores, también dependerá de los que tengas a mano, sobretodo si recién empiezas en la serigrafía casera y cada color vale su precio en oro.

Los que empezamos alguna vez nos apañábamos con cuatro colores.

Aquí debes decidir la cantidad de pantallas que quieres usar. Si decides hacerlo en 5 colores, necesitarás 5 pantallas, a menos que resuelvas uno de los colores por mezcla de otros, pero de eso ya te hablaré en otro post.

Separación de colores en serigrafía

Una vez hayas decidido la cantidad de colores que vas a utilizar y sabiendo cuales de ellos vas a resolver por mezcla, es hora de separar los colores para preparar cada una de las planchas de impresión.

El proceso de separación de colores se puede realizar de distintas maneras. Puedes hacerlo digitalmente (mediante herramientas de diseño: Photoshop, Ilustrador, etc) o puedes hacerlo a mano de manera totalmente artesanal. No voy a extenderme en este post sobre los detalles técnicos de cada uno, ya que quiero centrarme en las generalidades de la impresión en serigrafía.

Separando colores digitalmente

Ejemplo, un dibujo resuelto a tres colores: verde, naranja y negro

El objetivo de esta separación de colores es conseguir hacer un dibujo en negro de cada color que tenga tu dibujo (en este caso 3). Como resultado final en el ejemplo, obtendremos 3 acetatos impresos con impresora láser / inyección de tinta o a mano, en papel vegetal o calco de poliéster.

tutorial de serigrafia paso a paso

Te recomiendo hacer unas marcas de registro por fuera del rectángulo de corte (o la forma final que hayas elegido). Estas marcas deben aparecer en todos los colores y en la misma posición.

Si lo haces a mano puedes hacer las marcas en el dibujo original y luego calcarlas en cada lámina de separación de colores; si lo haces digitalmente copiando y pegando las marcas exactamente en la misma posición y en cada uno de los colores.

Estos son los colores ya separados como 3 imágenes en negro:

Los fotolitos serigráficos

Los fotolitos, planchas o artes son esos dibujos que obtuvimos separando los colores, y ya impresos sobre acetato. Se pueden hacer también con papel vegetal o calco de poliéster. Lo más importante de todo, es que las superficies en negro impresas por la impresora o por el pincel, queden lo más oscuras posible.

Un método para asegurar una buena calidad de negro es mirando cada dibujo al trasluz y corrigiendo la intensidad si fuera necesario.

Tienen que quedar totalmente contrastadas. No debe haber tonalidades agrisadas. Solamente Negro.

tutorial de serigrafia paso a paso
Fotolitos listos para insolar la pantalla

Emulsionado de la pantalla de serigrafía o shablón

Emulsionar la pantalla consiste en aplicar la emulsión mediante la raedera de manera uniforme sobre la malla del bastidor por ambos lados. Como la emulsión es fotosensible, realiza este proceso en un lugar completamente oscuro iluminado únicamente con luz roja.

1. Preparación de la emulsión fotosensible

Si compraste la emulsión separada en dos botes (emulsión+diazo sensibilizador), necesitas activarla primero antes de usar. La emulsión (bote grande negro) será fotosensible después de mezclarla con el diazo.

La mezcla debe hacerse a oscuras con luz roja

  1. Llena el botecito de diazo con agua hasta arriba, agita bien y viértelo en el bote de un litro de emulsión.
  2. Remueve despacio y de manera constante hasta conseguir una mezcla homogénea con un palito limpio o similar.
  3. Cierra bien el bote para que no entre luz y lo déjalo reposar toda la noche.

La mezcla tiene una duración aproximada de un mes. Pasado ese tiempo la emulsión queda inservible y pierde su sensibilidad a la luz

serigrafía paso a paso
Emulsión, raedera y espátula

2. Aplicación de la emulsión fotosensible

La aplicación de la emulsión también debe hacerse a oscuras con luz roja

  1. Vierte emulsión en la raedera hasta la mitad de la cavidad como mínimo.
  2. Apoyada sobre una mesa o el suelo, sujeta firmemente la pantalla en posición vertical con una mano.
  3. Con la otra mano, coloca el filo de la raedera en contacto con la parte exterior de la pantalla.
  4. Inclina la raedera aproximadamente 45º hacia la pantalla hasta que la emulsión toque la tela a lo largo de toda la readera.
  5. Presionando la raedera y sin perder el contacto con la tela, sube a lo largo de la malla manteniendo constante la inclinación y una velocidad media.
  6. Cuando llegues a la parte arriba de la malla (contra el marco) y sin perder contacto con la tela, inclina la raedera 45º esta vez en dirección contraria a la pantalla (hacia ti) hasta que deje de verter emulsión y puedas recoger el sobrante.
  7. Repite la operación con el otro lado de la pantalla.

La emulsión debe quedar colocada de manera fina y uniforme. Sin han quedado restos o zonas gruesas de emulsión, puedes eliminarlos con una espátula de plástico

Todavía a oscuras y con luz roja, seca la emulsión de las pantallas, por ambos lados, con un secador de mano a temperatura media y a una distancia de aproximadamente 20 cm de la pantalla. Asegúrate de que el aire del secador no mueve la emulsión. La emulsión va perdiendo brillo a medida que se va secando. Toca levemente con el dedo los laterales exteriores de la emulsión para ver si está totalmente seca.

Una vez secas, cubre las pantallas con una tela oscura (yo uso una manta ligera de algún material que no raye la emulsión) y guárdalas en un lugar fresco, seco y sin luz.

Una vez finalices la aplicación, devuelve la emulsión de la raedera a su pote original, ciérralo bien y también guárdalo en un lugar fresco, seco y sin luz

Lava la raedera con agua abundante y con una esponja suave. No debe quedar ningún resto de emulsión, especialmente en los bordes, ya que puede “hacer lineas” en el emulsionado cuando la vuelvas a utilizar. Cuando tengas las pantallas que vayas a usar ya emulsionadas y secas, estarán preparadas para el proceso de insolación y revelado.

3. Insolación y revelado de la pantalla de serigrafía o shablón

¿Cómo insolar una pantalla de serigrafía?

Insolación es el proceso de exponer luz a la pantalla de serigrafía con el fotolito adherido. Así, la emulsión fotosensible que habías aplicado sobre la pantalla, reaccionará con los rayos de luz.

La emulsión no se fijará en las partes donde la luz queda tapada por las partes opacas del fotolito y durante el revelado, se desprenderá al lavarla. Por esos lugares libres de emulsión, es que pasará la tinta. Quedará así una máscara perfecta de tu diseño.

En este post, te muestro el proceso tal como lo realizo yo, en la insoladora casera.

tutorial de serigrafia paso a paso
Fotolitos registrados entre sí y centrados en la hoja de impresión antes de insolar

Para insolar una pantalla, sigue los siguientes pasos:

  1. Enciende la luz roja en un lugar a oscuras. Con cuidado, saca una pantalla de donde la tuvieras guardada sin que le de la luz y evitando tocar la zona emulsionada. Coloca la pantalla sobre la mesa de impresión del lado del revés. El lado liso debe quedar arriba.
  2. Registra todos los fotolitos entre sí con las cruces de registro, fíjalas con cinta adhesiva transparente. Centra todos los fotolitos con el papel donde vas a imprimir. Y por último, coloca todo en el centro de la pantalla. sobre la pantalla. Mide las distancias de las cruces de registro a los bordes exteriores de la pantalla. Apunta las medidas en un papel. Este paso no es estrictamente necesario, pero yo lo hago de esta manera para evitar tener que mover mucho las pantallas cuando las registre a la hora de imprimir (ya verás por qué más adelante).
  3. Coloca el primer fotolito sobre el lado liso de la pantalla. Ten en cuenta que siempre irá del revés, ya que hace efecto espejo. Por ejemplo: si quieres insolar la palabra AMOR, debes colocar el fotolito al revés de manera que leas ROMA. Sitúa el fotolito de manera que las distancias de las cruces de registro a los marcos sean las que habías apuntado previamente.
  4. Fija el fotolito con suficiente cinta adhesiva, como para que al darle la vuelta a la pantalla, éste no se desprenda. Ten en cuenta que si usas cinta adhesiva de papel, después tendrás que tapar el hueco que aparecerá en la emulsión cuando reveles la pantalla. Si usas cinta transparente no necesitarás taparla tras el revelado. Utiliza el tipo de cinta que vaya mejor en tu caso.
  5. Apoya la cara de la pantalla que tiene el fotolito adherido sobre el cristal de tu insoladora.
  6. Tapa con una tela negra la parte superior de la pantalla (la del marco a la vista) para que no entre luz y no se insole esa cara. Daría serios problemas a la hora de revelar la pantalla y se desprendería la emulsión de ese lado.
  7. Aplica algo de peso sobre la malla para que no quede espacio entre el fotolito y la pantalla. Eso provocaría falta de definición y saldría el dibujo borroso. No apliques demasiado peso sobre el cristal ya que podrías romperlo. Con que apoyes unos libros arriba de la tela ya basta. Lo importante es que entre el cristal, el fotolito y la pantalla no queden huecos.
  8. Enciende la luz de la insoladora el tiempo que sea necesario. IMPORTANTE: El tiempo de insolación depende del foco que estés usando, la distancia del foco al cristal, el tipo de emulsión que estés utilizando y los detalles de tu dibujo. Cada caso es distinto. En MI CASO, con un foco halógeno de 400W a 38 cm del cristal y con emulsión fotopolímera Aquasol Murakami, necesito 2 minutos. La única manera de saber el tiempo óptimo de insolado para TU caso es haciendo pruebas.
  9. Repite los pasos anteriores con cada pantalla y su fotolito correspondiente.

Una vez insolada la pantalla, la emulsión deja de ser fotosensible. Ya no le afectará la luz

tutorial de serigrafia paso a paso
Insolando la pantalla
insoladora mesa serigrafía paso a paso
Mesa / Insoladora de serigrafía casera
serigrafía paso a paso
Pantalla en el cajón de luz de la insoladora casera

¿Cómo revelar una pantalla de serigrafía?

Revelar la pantalla es el proceso posterior al insolado. Consiste en lavar la pantalla con agua, de una forma determinada, para desprender la emulsión que ha sido sometida a sombras, dejando así zonas libres para que pase la tinta.

Procede de la siguiente manera:

  1. Aplica agua a presión por ambas caras de la pantalla durante unos segundos (menos de un minuto). Verás que de a poco irá apareciendo el dibujo en la pantalla como por arte de magia. Si no dispones de una máquina de lavado a presión, puedes utilizar una manguera tapando parcialmente con el dedo la salida de agua.
  2. Si ves que a la emulsión le cuesta desprenderse de las zonas de dibujo o si quedan restos de emulsión, puedes usar una esponja suave con jabón (gel normal es válido) frotándola suavemente por ambas caras de la pantalla. Ten cuidado al hacer esto ya que si presionas mucho o si frotas demasiadas veces la emulsión podría caerse. Alterna lavado con manguera y esponja hasta que el dibujo quede totalmente definido.
  3. Una vez hayas finalizado el lavado, verás el dibujo del fotolito en la pantalla. Comprueba de que los puntos o líneas más finas hayan quedado libres de emulsión mirando cuidadosamente la pantalla al trasluz. Si todavía hay detalles tapados, repite la operación frotando con la esponja en la zona deseada y lava la pantalla.
  4. La pantalla tendrá que estar completamente seca para poder trabajar con ella, ya que los restos de agua que puedan quedar tanto en el marco como en la tela se mezclará con la tinta afectando la impresión.

Yo suelo secar las pantallas al aire libre en un lugar resguardado del viento, el polvo o suciedad, pero puedes utilizar un secador de mano para secar la pantalla completamente, teniendo la precaución de no usar temperaturas altas ni acercarlo demasiado a la pantalla (20 cm de distancia será suficiente).

serigrafía casera paso a paso
Lavando la pantalla

Preparación final antes de imprimir serigrafías

Antes de imprimir tienes que terminar de preparar las pantallas y las pinturas.

1. Preparación de las pantallas

En cada pantalla, tapa cualquier zona en la que no haya emulsión y que no pertenezca a tu dibujo (generalmente en los bordes de la pantalla, donde no cubre la raedera). También tapa las marcas que pueda haber dejado la cinta adhesiva con la que fijaste el fotolito al insolar la pantalla.

Puedes tapar esas zonas con cinta adhesiva gruesa para embalar.

Inspecciona la pantalla mirándola al trasluz ya que cualquier suciedad en el cristal o algún resto de polvo que se haya adherido a la emulsión antes de secarse dejará su marca en la pantalla a la hora de insolar. Para solucionar esto, separa un poco de emulsión en un recipiente, y con un pincel pequeño repasa con cuidado los agujeritos o marcas que hayan quedado, teniendo cuidado en no tapar partes del dibujo.

serigrafía casera paso a paso
Pantallas reveladas secándose, listas para encintar.
serigrafia paso a paso
Pantalla lavada y encintada. Consejo: encintar también los lados interiores del marco.

2. Preparación de las pinturas

La densidad de las tintas depende de su color. Si la tinta es muy espesa, dificultará la impresión ya que no se filtrará correctamente por la tela del bastidor. Antes de imprimir, retira del frasco original, la tinta que estimas que vas a necesitar y vuélcala en un recipiente más pequeño.

Te aconsejo agregar un poco más de lo que necesites. Así después, si no has mezclado la tinta con otros colores, podrás volver a guardarla en su frasco original una vez hayas finalizado la impresión. Remueve hasta que quede una mezcla homogénea.

Si es tinta base agua, vierte un poco de agua del grifo y remueve la mezcla hasta que logres la densidad deseada. Sigue añadiendo más agua si fuera necesario.

La tinta negra, se puede aplicar directamente sin diluir, ya que su densidad normalmente es más ligera.

De todas maneras, te recomiendo pruebes la densidad de todas las pinturas que vas a usar antes de imprimir.

Proceso de impresión en serigrafía

1. Registro del papel

El registro consiste en la impresión correcta de un color sobre otro color. Cuando un color está “movido” respecto a otro color se dice que está “fuera de registro”.

Esto se puede deber a:

  • La plancha está fijada a la mesa fuera de su posición correcta.
  • El papel (medio) está fuera de su posición correcta respecto al color anterior.
  • La plancha y el papel están fuera de su posición correcta.
registro de pantalla de serigrafía
Plancha de impresión fuera de registro
registro de pantalla de serigrafía
Plancha de impresión registrada

Para registrar las pantallas y el papel que vas a imprimir (u otro medio), procede de la siguiente manera:

  1. Corta 3 tiras del papel o del medio que vayas a utilizar. El corte debe ser totalmente recto.
  2. Fija la primera pantalla a la mesa de impresión mediante las bisagras.
  3. Coloca debajo de la primera pantalla, los fotolitos registrados entre sí y centrados en la hoja de impresión, que habías utilizado previamente para insolar todas las pantallas.
  4. Presiona la malla de la pantalla ligeramente con la mano hacia la mesa para que no quede espacio entre la pantalla y los fotolitos que estás usando para registrar. Comprueba que el dibujo de la pantalla coincida con el fotolito correspondiente bajo la pantalla. Si no coincide, mueve o rota con cuidado los fotolitos más el papel y vuelve a comprobar el registro presionando nuevamente la pantalla. Repite esta operación hasta que el dibujo de la pantalla y el fotolito correspondiente queden perfectamente registrados.
  5. Levanta con mucho cuidado la pantalla para que los fotolitos y la hoja de impresión no se muevan en la mesa. Hecho esto, te aconsejo fijar los fotolitos junto a la hoja de impresión a la mesa de impresión, mediante un par de tiras de cinta adhesiva para que no se mueva mientras colocas los topes de registro (las 3 tiras de papel que habías cortado previamente).
  6. Coloca 2 de los topes contra el lado largo de la hoja de impresión y fíjalos a la mesa mediante cinta adhesiva. Coloca el tope restante contra el lado corto de la hoja de impresión y fíjalo a la mesa de la misma manera. Retira la hoja y los fotolitos sin separarlos entre sí, guárdalos para cuando registres la siguiente pantalla.
tutorial de serigrafia paso a paso
Tiras hechas con el papel que vamos a imprimir
bisagras para serigrafía
Bisagras para serigrafía con la pantalla fijada
registro en serigrafía
Colocación de las pestañas de registro en la mesa junto a la impresión de prueba
registro en serigrafía
Pestañas de registro colocadas en la mesa listas para imprimir
registro en serigrafía
Pestañas de registro y pantalla de impresión fijadas a la mesa. Ya estamos preparados para imprimir.

2. Impresión color a color

La impresión se hace color a color. Imprimiendo el cada uno sobre el color anterior ya seco.

Te recomiendo dejes el color negro para imprimir al final

El negro tapará los pequeños movimientos de color que se pudieran haber producido al imprimir los colores anteriores. Los otros colores los puedes imprimir en el orden que quieras, pero no en el caso de colores superpuestos. Haz pruebas cambiando el orden en que tiras los colores.

Para imprimir una serigrafía, realiza los siguientes pasos:

  1. Registra la pantalla. Coloca debajo de la pantalla, los fotolitos registrados entre sí y centrados en la hoja de impresión, que habías utilizado previamente para insolar todas las pantallas. Si ya la habías registrado en el paso anterior, salta este paso, pero de todas maneras, comprueba que sigue registrada.
  2. Eleva un poco la pantalla para evitar que toque la superficie de la mesa. Puedes sujetarla con la mano o poner algún objeto que la mantenga separada.
  3. Coloca tinta sobre la parte superior de la pantalla. Distribuye un mínimo de 2 dedos de grosor a lo largo del ancho de la racleta que vas a usar.
  4. Impregna con tinta todo del filo de la racleta ya que si la goma no tiene pintura en alguna parte de su filo, no se deslizará correctamente sobre la superficie de la pantalla.
  5. Carga la pantalla con tinta. Con la pantalla elevada, y con todo el grueso de tinta delante de la racleta, desliza la racleta desde arriba hasta abajo presionando suavemente durante todo el recorrido. La tinta quedará acumulada en la parte de abajo de la pantalla. Ahora, repite la operación pero en sentido contrario: de abajo a arriba.
  6. Imprime. Baja la pantalla con el papel colocado y registrado en los topes. Inclina el mango de la racleta hacia ti, manteniendo apoyada la goma sobre la pantalla. Desliza la racleta desde arriba hacia abajo haciendo presión. Debes notar la superficie del papel bajo la malla durante todo el recorrido. La presión varía dependiendo del tamaño de la racleta, de la fluidez de la tinta, del tamaño del dibujo o del tipo de papel. Con poca presión la imagen no quedará bien impresa. Con mucha presión, las líneas del dibujo pueden quedar demasiado anchas. Busca la presión que mejor se adapta a tu caso.
  7. Eleva otra vez la pantalla separándola del papel.
  8. Carga nuevamente la pantalla de abajo a arriba sin variar el ángulo de inclinación del mango de la racleta.
  9. Retira cuidadosamente el papel recién impreso y ponlo a secar en una superficie horizontal o colgado.
  10. Coloca un papel nuevo, registrándolo a los topes.
  11. Vuelve a imprimir (desde el paso 6) sobre el color anterior totalmente seco.

Carga de abajo a arriba > imprime de arriba a abajo > carga de abajo a arriba … y así sucesivamente.

El mango de la racleta debe mantenerse siempre inclinado hacia nosotros para cargar y para imprimir.

3. Lavado de las pantallas de serigrafía y herramientas

Una vez finalizado el estampado de un color, retira con la espátula el sobrante de color que queda sin utilizar en la pantalla y devuélvelo a su envase. Libera la pantalla de las bisagras. Lava cuidadosamente la pantalla por ambos lados con agua a presión hasta que no quede ningún resto de tinta. Deja secar la pantalla en un lugar seco y sin polvo. Lava la espátula y la racleta.

tutorial de serigrafia paso a paso
Colocado de la tinta en la parte superior de la pantalla de serigrafía
tutorial de serigrafia paso a paso
Pantalla cargada con tinta ya lista para imprimir
impresión de serigrafia paso a paso
Registrando la hoja de impresión con los topes

Consejos finales de impresión

  • Si la tinta se espesa durante el proceso de impresión, retira la tinta con la espátula y sustitúyela por tinta fresca ya preparada previamente.
  • Si la tinta se seca sobre la pantalla, retira la pintura “usable” que quede sobre la pantalla con la espátula. Libera la pantalla de las bisagras. Lava la pantalla y déjala secar. Vuelve a registrar la pantalla. Carga tinta fresca y sigue imprimiendo.
  • Para evitar que la tinta se espese o se seque en la pantalla, no tardes mucho tiempo en imprimir. El proceso debe hacerse con cuidado, sin prisa, pero de manera constante.

Espero que este tutorial te haya motivado tanto que hayas salido corriendo a conseguir materiales e imprimir. ¡Te deseo mucha suerte!

Una vez domines estas técnicas básicas, podrás experimentar y dejar volar tu imaginación. No tengas miedo a probar cosas, ensúciate las manos, juega con los materiales. La serigrafía te abrirá las puertas a nuevas maneras de expresión.

Suscríbete al Newsletter y te mantendré informado de nuevos tutoriales

Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.

Serigrafías en este tutorial

5 respuestas para “Serigrafía paso a paso. Tutorial de serigrafía casera”

  1. Edu: muy bien explicado, muy bien presentado…MUCHO ÉXITO!!! los papos

  2. edu realmente eres un genio, ni en el mejor curso de serigrafia se explica todo con tal claridad, mis dieces

    1. ¡Muchas gracias Enzo!

      La idea era escribir un tutorial que sirviera como una guía lo más ordenada y clara posible sin ser muy extenso (toda información adicional que necesites la encontrás a un clic en internet y no la incluí porque daría para escribir un libro). Espero te haya inspirado y te hayas animado a imprimir. Si lo encontraste útil, podés compartirlo y suscribirte al Newsletter para mantenerte informado de tutoriales nuevos que voy a publicar. Un abrazo

Deja un comentario